‘Múltiple de tálero (5 táleros)’

Obra de la semana #294

Compartir

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin

La obra de la semana es la moneda Múltiple de tálero (5 táleros), acuñada en Bohemia en 1629 durante el reinado de Fernando III, futuro emperador del Sacro Imperio Romano germánico.

El tálero es una moneda grande de plata que disfrutó de una amplia difusión en diferentes estados y territorios del centro de Europa durante la época moderna. Esta pieza y su nombre tienen el origen en una emisión de monedas de plata que el duque Segimon de Austria acuñó en 1484 con plata procedente de las minas de Jáchymov, un pueblo de Bohemia, hoy dentro del actual República Checa, conocido en alemán como Sankt Joachimsthal. Para indicar el origen de la materia prima, esta nueva moneda fue bautizada con el nombre germánico de Joachimstaler Guldengroschen.

El tálero, la moneda común del Sacro Imperio

El éxito inmediato de esta nueva emisión hizo que las poblaciones de los valles próximos a Jáchymov, también ricas en yacimientos de plata, empezaran a acuñar monedas similares con las mismas características y composición. El nombre de cada una de estas monedas incluía una referencia geográfica con el término «taler», «del valle de» en alemán. De aquí que, para simplificar, se empezara a hacer referencia a todas ellas con el nombre común de tálero, mucho más corto y sencillo.

El prestigio del tálero hizo que esta nueva moneda se impusiera con rapidez a las antiguas piezas de plata que circulaban por los estados germánicos y que se habían ido devaluando con el paso de los años. Su éxito y difusión se acabaron de consolidar definitivamente en 1566, cuando la dieta del Sacro Imperio escogió el tálero como unidad monetaria común para todos los estados que formaban parte del mismo, con el objetivo de facilitar los intercambios comerciales entre los diferentes territorios imperiales. Este reichstaler o tálero del imperio tenía un peso fijado de 29,23 gramos, con una tasa de 0,889 por mil de plata.

 

Una bella moneda con un magnífico retrato de Fernando III

La moneda de cinco táleros que presentamos hoy fue acuñada el 1629 en el reino de Bohemia, al actual República Checa, durante el reinado de  Fernando III de Habsburgo. Al anverso de la pieza se ha representado un elaborado retrato de perfil del monarca, rodeado por la inscripción en latín «FERDINANDUS III DG HVNG BOHEMIAE REX», que lo identifica como rey de Bohemia. Rodeando el texto y la efigie de Fernando III, hay grabada una corona de laurel, símbolo de la victoria y de la autoridad y el dominio del monarca sobre el reino de Bohemia.

En el retrato, Fernando III mira hacia la derecha y exhibe el característico e inconfundible perfil de la dinastía de los Habsburgo, con la nariz alargada, los labios carnosos y el mentón prominente. El emperador aparece con la cabeza desnuda pero va vestido con una rica armadura grabada y una ostentosa lechuguilla, que rodea y resalta el cuello sobresaliendo de una manera muy marcada. Sobre el arnés, Fernando III lleva una capa o manto anudada a un lado, sobre el hombro, al estilo de los antiguos emperadores romanos. Encima del pecho se puede ver la insignia de la orden de caballería delToisón de Oro, la piel del carnero o vellocino de oro, con la cadena que lo acompaña.

 

 

El reverso de la moneda está decorado con un gran escudo ovalado con las armas del reino de Bohemia: un león coronado con la cola bifurcada. El perfil del óvalo tiene una ornamentación muy elaborada, con varias cenefas y un grifo a cada lado. El escudo está sobremontado por una gran corona real y está flanqueado a ambos lados por la leyenda en latín «ARCHIDVX AVSTRIAE», que nos informa del título principal de Fernando III: archiduque de Austria. De este modo, el reverso de la moneda nos recuerda que el reino de Bohemia formaba parte de una unidad política más grande encabezada por el archiducado austríaco. Bajo el escudo cuelga también la insignia del Toisón de Oro, con el collar con piezas en forma de mechero y piedra hoguera y el colgante con la piel de carnero o vellocino de oro. En el borde del reverso encontramos nuevamente la corona de laurel decorando la anilla exterior de la moneda, un elemento que sirve para exaltar la corona de Bohemia y su monarca y que unifica visualmente los diseños del anverso y el reverso del tálero.

 

Un recordatorio del dominio de Austria sobre el reino de Bohemia

La moneda que presentamos fue acuñada nueve años después de que el emperador Fernando II, monarca católico de la dinastía de Habsburgo y padre de Fernando III, hubiera aplastado la revuelta de Bohemia contra sus políticas contrarias al protestantismo. Este levantamiento fue el detonante de la guerra de los Treinta Años. La derrota checa en la batalla de la Montaña Blanca ante las tropas del emperador comportó la sumisión total de Bohemia al dominio de la casa de Austria durante trescientos años. Por otro lado, cuando se batió esta pieza de cinco táleros hacía solo dos años que Fernando III era rey de Bohemia, un título que le fue cedido en vida por su padre, Fernando II, que se mantuvo como emperador hasta su muerte, el 1637.

Teniendo en cuenta estos antecedentes, resulta evidente que el diseño de la moneda tiene una clara lectura política y propagandística. De entrada, por la glorificación evidente de la figura y la imagen del nuevo rey de Bohemia, Fernando III, que aparece retratado de manera elegante y solemne, rodeado por una corona triunfal de laurel. La emisión de esta moneda ofrecía una oportunidad única para dar a conocer la efigie del nuevo monarca, que seguramente todavía era poco conocido entre la población checa. En segundo lugar, también es evidente el mensaje político que envía la moneda en el vínculo claro que se establece entre el archiduque de Austria y la corona de Bohemia, conquistada por las armas después de la revuelta del año 1620. Al anverso, el retrato de Fernando III está rodeado por la leyenda que lo identifica como rey de Bohemia, mientras que el dorso el escudo de este reino está flanqueado por la inscripción que lo vincula al archiducado de Austria.

 

La imagen del IV curso sobre El metal de la moneda

La moneda de cinco táleros de Fernando III de Bohemia es la imagen del IV curso sobre El metal de la moneda: fabricación, caracterización de aleaciones y conservación-restauración, que el Gabinete Numismático de Cataluña hará al Museu Nacional en los próximos tres jueves de septiembre y octubre.

 

Más información de la obra, aquí.

Martí Casas i Payàs (@tinet2puntzero)

También te puede interesar

Noticias relacionadas

Pintada por Jaume Huguet, esta obra constituía el compartimento central del retablo que el artista y su taller hicieron para la capilla del gremio de Tenderos Revendedores de Santa María del Pi.
Empezamos el último trimestre del año dando la bienvenida al otoño, disfrutando, una vez más, de las visitas al museo alrededor de la colección permanente y las exposiciones temporales.
Un año más, el Museu Nacional colabora en este ciclo con diferentes equipamentos e instituciones culturales del país y reafirma una transversalidad que los implica a partir de sus respectivas programaciones.

Uneix-te a la llista

Únete a la lista