‘Puerta corredera’

Obra de la semana #258

Compartir

Share on twitter
Share on facebook
Share on linkedin

La obra de la semana es la Puerta corredera (hacia 1904-1906) procedente de la Casa Batlló, diseñada por el célebre arquitecto Antoni Gaudí i Cornet (1852-1926).

A principios del siglo XX, el paseo de Gracia de Barcelona se convirtió en un gran aparador arquitectónico donde las famílias burguesas exhibían su poder económico construyendo o renovando sus casas de acuerdo con el nuevo estilo que triunfaba entonces: el Modernisme. Uno de los proyectos más emblemáticos que se llevaron a cabo es la reforma de la Casa Batlló, que junto con la contigua Casa Amatller y la cercana Casa Lleó-Morera forman la llamada manzana de la discordia, uno de los conjuntos arquitectónicos más interesantes del Modernisme català.

Un elemento recuperado de la Casa Batlló

La casa del paseo de Gracia número 43 que el empresario textil Josep Batlló había comprado en 1900 fue reformada a fondo por Antoni Gaudí entre 1904 y 1907. El arquitecto de Reus no se limitó sólo a hacer la nueva fachada de trencadís, si no que impulsó una profunda redistribución y ampliación del antiguo edificio y hizo llegar sus diseños y soluciones a todos los rincones y detalles de la casa, concebida así como una obra total de arte y arquitectura. De esta manera, la intervención de Gaudí también involucró numerosos aspectos de la decoración de interiores, como el mobiliario o las puertas. La obra que presentamos hoy es un muy buen ejemplo.

Esta puerta corredera estaba situada en una de las estancias principales de la Casa Batlló, pero fue retirada de su lugar original cuando el edificio fue adquirido por una compañía de seguros que reformo los antiguos espacios de uso residencial para adaptarlos como oficinas. En una época en la que ni Gaudí ni el Modernismo no eran todavía valorados, los propietarios tenían la intención de deshacerse de un amplio conjunto de puertas que, finalmente, gracias a la rápida intervención de diferentes personas que supieron apreciar el valor, pudieron ser recuperadas e incorporadas en los fondos del Museu Nacional.

 

Una puerta de diseño exclusivo y con una decoración elegante

La obra que presentamos permite captar muy bien el carácter que Antoni Gaudí quiso dar a las puertas y cierres de madera de la Casa Batlló. De entrada, esta estructura ilustra muy bien la voluntad del arquitecto de dar una respuesta concreta, precisa y específica a cada una de las necesidades que requerían los dueños de la casa y los usos previstos en los diferentes espacios residenciales de la planta principal. De esta manera, en la estancia donde se encontraba esta Puerta, por cuestiones de funcionalidad se creyó necesario instalar una Puerta corredera que Antoni Gaudí diseño específicamente y exclusivamente para ese lugar.

La puerta, como su nombre indica, está formada por dos estructuras fijas y opacas, una más ancha que la otra, por el lado interior de las cuales se deslizan horizontalmente y se esconden los dos batientes móviles, más cortos arriba y abajo y con grandes aperturas cerradas con vidrio catedral. El conjunto, cortado con madera de fresno y realizado en los talleres de ebanistería Casas i Bardès, es muy representativo del diseño y del estilo de cierres que encontramos en la Casa Batlló. Aunque se trata de un elemento secundario, la puerta está ricamente esculpida siguiendo una decoración sobria y elegante donde encontramos un predominio absoluto de las formas y curvas onduladas. Los detalles ornamentales se concentran en los batientes fijos, que están decorados con unos surcos rectangulares regulares de vértices redondeados que los recorren de arriba abajo. Dos perfiles diagonales cruzan cada batiente de izquierda a derecha y separan visualmente y físicamente estos surcos en dos grupos de medidas desiguales. El interior de estos surcos está decorado con unos relieves ondulados del perfil muy sutil y delicado que evoca las formas y rugosidades de los árboles y de la madera en su entorno natural original. La decoración de esta y de las otras puertas de la Casa Batlló, donde podría haber tenido una intervención decisiva Josep Maria Jujol, el arquitecto y discípulo predilecto de Gaudí, destaca por su sencillez y por el uso de formas inspiradas en la naturaleza.

 

Gaudí, protagonista en el Museu Nacional

El arquitecto Antoni Gaudí será el protagonista de una gran exposición monográfica que el Museu Nacional inaugura este jueves y donde abordará ampliamente su contribución en la decoración de interiores. Venid a ver la conferencia inaugural donde el comisario de la muestra, Juan José Lahuerta, nos dará las claves fundamentales de esta nueva exposición.

La puerta corredera que presentamos también será una de las obras comentadas en la Visita del Mes de este fin de semana para los Amics del Museu Nacional, dedicada a los ‘Interiores burgueses‘ de la Barcelona de finales del siglo XX.
 

Más información de la obra, aquí.

Martí Casas i Payàs (@tinet2puntzero)

 

También te puede interesar

Noticias relacionadas

Los Amics del Museu Nacional nos sumamos al movimiento del #GivingTuesday. Una iniciativa global que quiere incentivar y multiplicar las buenas acciones de las personas.
Este billete empezó a circular en 1973 y el Banco de España decidió dedicarlo a la figura de Jacint Verdaguer i Santaló, sacerdote y poeta.
Debido a la gran afluencia de público a la nueva exposición temporal, os recordamos que los Amics tenéis acceso preferente y sin colas, así como entrada gratuita.

Uneix-te a la llista

Únete a la lista